El “sueño” sueco del reciclaje

Muchos medios de comunicación se han hecho eco durante los últimos meses acerca de la hazaña de Sueca de reciclar casi el 100% de la basura que genera.

¿Cómo han logrado eso?. La primera tarea ha sido centrarse en la prevención, luego en la re-utilización de materiales,a continuación en el reciclaje y como última opción y recurso: la eliminación en vertederos.

Suecia ha sacado una enorme ventaja al resto de países que formamos parte de la Unión Europea en materia de reciclaje de residuos, y no es para menos, su gobierno ha realizado efectivas campañas para el fomento de la cultura del reciclaje algo que se traduce en un arraigo del ciudadano hacia este tipo prácticas.

Importar basura para producir energía eléctrica

Actualmente gracias a un sistema llamado “de desecho a energía”, 32 plantas queman toda la basura que el país recicla transformándola en energía eléctrica, cerca de 250 mil hogares se abastecen de electricidad generada por la basura y un 20% goza de calefacción proveniente del tratamiento de desechos.

Es tanto lo que Suecia recicla que ¡se ha quedado sin basura! El país escandinavo se ve obligado a importar basura para mantener sus plantas de producción de electricidad.

Hoy en día Suecia importa 700 mil toneladas de residuos procedentes de Noruega, Italia y Reino Unido, lo que nos muestra fielmente su posición ventajosa en la UE. 

Las claves del éxito del reciclaje en Suecia

  • Estaciones de reciclaje

En Suecia existen estaciones de reciclajes en cada zona residencial, donde sus habitantes depositan la basura clasificada en contenedores especiales en sus viviendas que luego llevan a estas plantas de reciclaje.

  • Las empresas productoras y los comerciantes cumplen con la ley

Por ejemplo las farmacias reciben el medicamento que sobra y está comprobado que el 43% de los suecos devuelve los restos de sus medicamentos a los farmacéuticos en sus respectivos envases. Mc Donalds acepta botellas vacías de cerveza a cambio de hamburguesas, por 10 botellas puedes cambiar una hamburguesa de queso y por 40 botellas llevarte una Big Mac.

  • Basura con música

En Suecia, los basureros públicos tienen alto-parlantes con música para hacer del reciclaje una experiencia más placentera. Artistas comprometidos con el medio ambiente interpretan canciones sobre el medio ambiente y aparecen en comerciales que invitan al público a devolver las botellas plásticas o de cristal utilizadas a las tiendas y depósitos.

  • Los suecos son consumidores conscientes

Un estudio realizado por la Comisión Europea descubrió que el 40% de los habitantes del país escandinavo había comprado al menos un producto con etiqueta ecológica en el mes anterior.

El ejemplo de Suecia demuestra que la industria del reciclaje es un mercado en crecimiento que debe ir de la mano de una cultura ciudadana para el reciclaje.