Tapones de plástico. Sólo se recicla el 10%.

Se calcula que en todo el mundo circulan actualmente unos 80,000 millones de toneladas de plástico que se ha fabricado en los últimos 100 años y de las cuales anualmente se arrojan unas 8 millones de toneladas al mar. 

En el plástico que es arrojado al mar se incluyen cientos de miles de botellas que llevan sus respectivos tapones de plástico, algo que la Unión Europea sabe de primera mano ya que somos los segundos productores de plástico a nivel mundial.

Producción de plástico al alza

En Europa la principal demanda de plástico se concentra en Alemania, Italia, Francia, Reino Unido y España.

Las cifras de producción de plástico de las que hablamos están en constante crecimiento por lo que se calcula que para el año 2020 se sobrepasarán las 500 millones de toneladas mundiales de plástico producidas por año.

Este dato nos obliga a las empresas de fabricación de maquinaria para reciclaje a redoblar nuestros esfuerzos por proveer de la maquinaria necesaria para esta indispensable labor a las plantas de reciclaje ya que sólo se está reciclando un 10% del plástico producido.

Reciclar tapones de plástico ayudará a cuidar el medioambiente a la vez que permite generar ingresos para las empresas del sector.  ¿Pero qué tienen de especial los tapones de plástico con respecto a otros tipos de plástico?. 

El valor del polietileno de alta densidad

El valor de un tapón de plástico varía por varias razones pero la principal y la que todos conocemos es la del material con el que están fabricados: polietileno de alta densidad.

El polietileno de alta densidad es un plástico de alta calidad y de muchísima demanda en el mercado ya que es limpio y ocupa poco espacio, algo de mucho beneficio a la hora de su respectiva recolección, tratamiento y reciclaje en las plantas.

No obstante son muchísimos los tapones de botellas que van a parar a los vertederos ya que aún no se tiene plena capacidad de recuperación en las plantas de recolección de basura. 

Las plantas de reciclaje tienen en sus procesos las funciones de lavar estos tapones de botellas, clasificarlos según del tipo de material para luego fundirlo y vender el producto obtenido para volver a introducirlo en la cadena de producción de plástico.

Una recomendación final e importante que debemos hacer a la población en general es que los tapones deberán ir siempre acompañados de sus botellas a la hora de tirarlos al contenedor para así poder extraerlos y aprovecharlos de mejor manera.