¿Perderá el plástico la batalla?

El informe publicado por Citi GPS advierte que materiales tales como el metal, el vidrio o el papel podrían recuperar su cuota de mercado en detrimento de la del plástico.

Esto debido a la creciente preocupación mundial de los consumidores por los daños que el plástico está provocando al medioambiente.

Más de 50 años de crecimiento constante del consumo de plástico

Recordemos que a día de hoy más de la mitad de los envases del mundo están fabricados con plástico y más de un tercio de la resina producida por las compañías químicas es para fabricar envases plásticos.

Los encargados de realizar dicho informe señalan que el plástico se ha convertido en un elemento básico de nuestra vida cotidiana y que en los últimos 50 años ha ganado cuota de mercado de manera constante.

Y esto se debe a que el plástico ofrece características tales como:

  • El bajo coste
  • La durabilidad
  • La maleabilidad
  • Facilidad de embalaje.

No obstante, y según señala el mismo informe (podéis descargarlo aquí), a medida se ha incrementado el uso del plástico también ha aumentado el foco y la atención en los problemas ocasionados por los plásticos vertidos en el océano.

La Unión Europea y el consumidor final

La Unión Europea también ha tomado medidas, recordemos la recién aprobada Directiva de Residuos 2030 y que se traducirá en costes económicos para las empresas europeas.

Esta directiva tiene como objetivo reducir el uso de plásticos per cápita, algo que frenará poco a poco el consumo futuro de plásticos y a su vez potenciará el de otros materiales tales como el cartón, el vidrio o el papel.

A la industria del plástico le tocará adaptar sus productos y enfocarlas a prácticas con una mayor conciencia del medioambiente con productos más ligeros, inversión en empresas de reciclaje de plástico, mejora de los sistemas y plantas de reciclaje, etc.

No cabe duda que el plástico se enfrenta cada vez a más regulación por parte de la Unión Europea pero también a un escrutinio por parte de los consumidores que comienzan a cambiar sus hábitos de compra y consumo de productos con envases de plástico.

¿Perderá la batalla?.